Hoy en día, el vinilo líquido se comercializa con el objetivo de ajustarse a distintos propósitos. Es una forma de personalizar los vehículos o decorarlos con fines comerciales. Conocer todas sus propiedades, aplicaciones y formatos contribuye a que este material sea aplicado correctamente. En este blog te explicamos cuáles son sus principales características, sus ventajas y limitaciones, entre muchas cosas más. Así que, sigue leyendo para ampliar tus conocimientos. Y especialízate con nuestros Másteres en Pintura.

¿Qué es el vinilo líquido?

El vinilo líquido se ha ido desarrollando a lo largo de los años dentro del mundo del automóvil. Su proceso de consolidación sigue todavía tanto en el ámbito profesional como en el particular.

Hasta hace poco, la palabra vinilo se asociaba a un material plástico adhesivo fabricado con resina plastificada de PVC y carbono. Este material se podía imprimir con cualquier diseño y se pegaba sobre diferentes sustratos. Poco a poco, este producto se ha ido desarrollando hasta convertirse en una pintura de fluido líquido.

Generalmente, se usa en spray. No obstante, también puede usarse con pistola, aunque no es una opción muy recomendada ya que no se consigue un acabado permanente. Gracias al vinilo se puede cubrir cualquier tipo de superficie, como por ejemplo, piezas de un coche, llantas, carrocería, etc.

Resistencia del vinilo líquido

La resistencia del vinilo líquido no es tan grande como la de la pintura. Sin embargo, sirve para proteger la pintura original y tienen una duración de 4 a 6 años. Una vez se seca, el material se convierte en una goma con unas propiedades similares al caucho. Además, se puede quitar con mucha facilidad y rapidez sin dejar residuo en la superficie aplicad, usando el modo de pelado.

Principales características del vinilo líquido

La pintura líquida para vehículos contiene muchas características. A continuación, se muestran las más interesantes:

  • Se utiliza como aislante del agua y la humedad.
  • Tiene la propiedad de aislar la electricidad.
  • Es fácil de aplicar porque su textura es diluida. También es fácil de repintar.
  • Es removible con facilidad, sin dejar rastro a la superficie donde se ha aplicado.
  • Ofrece tonalidades mate muy interesantes, pero también se pueden usar efectos para conseguir brillo y colores más metalizados.
  • Se puede lavar con agua a presión sin ningún problema.
  • Es un material elástico.
  • Alta durabilidad, hasta 6 años.
  • Se puede recalentar varias veces para moldearlo las veces que sea necesario.

Limitaciones del vinilo líquido

Este material también presenta una serie de inconvenientes. Por ejemplo:

  • Es sensible a ciertos productos químicos agresivos.
  • A lo largo de los años se vuele rígido.
  • Puede despegarse por los cantos de las piezas o por las juntas.
  • Es un producto muy tóxico.

Equipo básico para aplicar vinilo líquido

La pintura de vinilo líquido está compuesta por las siguientes herramientas y productos:

  • Pintura específica: esta se suministra en aerosol, para pequeñas piezas o accesorios, o en bote, para el pintado de superficies de mayor extensión.
  • Desengrasante: se utiliza antes de aplicar el vinilo líquido para eliminar cualquier resto de suciedad o grasa.