fbpx

¿Te apasiona el mundo del motor? Si es así, es probable que alguna vez te hayas preguntado qué se hace en un taller eléctrico automotriz. En el artículo de hoy, vamos a hablar justamente de todo lo que debes saber sobre un taller electromecánico. Analizaremos qué son este tipo de talleres y qué se hace en ellos, qué tipo de herramienta necesitan y cómo se organizan. Además, veremos algunas nociones de la prevención de riesgos laborales en la profesión de los electromecánicos. Y si te interesa este ámbito profesional y quieres ampliar conocimientos en ello, no dudes en formarte a través del máster en vehículos eléctricos e híbridos.

¿Qué se hace en un taller eléctrico automotriz?

Un taller eléctrico automotriz es un lugar en el que se reparan todo tipo de vehículos. Aunque por norma general se trabajan todo tipo de componentes, un taller eléctrico suele estar más enfocado en solventar cualquier tipo de avería relacionada con los elementos electrónicos de los vehículos.

Los coches y las motos cada vez traen más componentes electrónicos. Hemos llegado a un punto en el que, sin la parte electrónica, es prácticamente imposible que un vehículo moderno circule. Si eres un apasionado del motor, estamos seguros de que sabrás la cantidad de partes controladas directa o indirectamente por centralitas. Desde los motores de arranque hasta los cuadros de instrumentos, todo está relacionado con la electrónica. En un taller de este tipo, se pueden trabajar todo tipo de sistemas y elementos, siendo los más comunes:

  • Alternadores.
  • Sistema de encendido.
  • Sistema de inyección.
  • Sistema de iluminación.
  • Aparatos multimedia.

Qué herramientas se utilizan en un taller electromecánico

Las herramientas que puede haber en un taller eléctrico automotriz pueden ser muy variadas y diversas. Principalmente, dependerá de si el taller está especializado en algún elemento o sistema concreto, o si se dedican a solventar averías eléctricas generales.

Sin embargo, para que te puedas hacer una idea, estas son algunas de las herramientas que no pueden faltar en cualquier taller eléctrico.

Diagnosis

Una de las principales herramientas que todo electromecánico tiene es un banco de diagnosis. Se trata de algo indispensable para desempeñar esta profesión, ya que es el elemento que se usa para conectarse al ordenador de abordo del vehículo. Mediante este aparato, es posible leer los fallos o errores que pueda tener el vehículo. De manera que, para llevar a cabo una reparación, es posible ir directamente a sustituir el elemento estropeado.

Cabe destacar que no todos los bancos de diagnosis son iguales, ni pueden detectar las mismas averías. Algunos pueden costar unos pocos cientos de euros, mientras que los más avanzados pueden alcanzar los más de 50.000€.

Multímetro

Otra herramienta indispensable para realizar pequeñas comprobaciones en elementos eléctricos son los multímetros. Estos aparatos, también conocidos como tester, son los encargados de medir cuánta tensión llega a un componente, por ejemplo. De este modo, es posible detectar dónde se encuentra exactamente el fallo y así poder remediarlo sin desperdiciar tiempo y dinero en sustituir otros elementos que se encuentran en buenas condiciones.

Gato hidráulico y burras

Una herramienta que no puede faltar en cualquier tipo de taller de vehículos, sea electrónico o no, es un buen gato hidráulico y unas burras en las que dejar suspendido el vehículo. Es normal que haya que elevar el vehículo para poder acceder a ciertos elementos, por lo que si no hay disponible un elevador, está es la mejor opción.

Estación de soldadura

Al trabajar con muchos elementos electrónicos, es posible que, en algún momento, haya que soldar algunas conexiones. Por ese motivo, una estación de soldadura no puede faltar en cualquier taller eléctrico automotriz.

Caja de herramientas profesional

Una buena caja de herramientas es indispensable para poder desmontar y montar cualquier tipo de componente de un vehículo. Por norma general, la caja de herramientas de un electromecánico tiene:

  • Juego de llaves Allen.
  • Juego de vasos y carraca.
  • Destornilladores de electricista.
  • Tijera y alicates aptos para electricidad.
  • Un alicate pelacables.
  • Una lámpara led para iluminar zonas oscuras.
  • Juego de llaves combinadas.

Consejos para tener un taller eléctrico organizado

¿Quieres saber cómo mantener un taller electromecánico bien organizado? Estos son los 3 mejores consejos para lograrlo. Toma nota:

  1. Delimita las diferentes áreas del taller y coloca la herramienta necesaria al lado de cada zona de trabajo.
  2. Utiliza sistemas de organización de la herramienta efectivos, así no perderás tiempo en busca de alguna en particular.
  3. Mantén todas las zonas de trabajo limpias y ordenadas. Esto ahorrará posibles accidentes, tanto con empleados como con clientes.

Siguiendo estos 3 simples consejos, el taller eléctrico se mantendrá en perfectas condiciones y el lugar de trabajo será mucho más seguro.

Prevención de riesgos laborales básicos en un taller

La seguridad en cualquier puesto de trabajo es importante. Para evitar posibles accidentes laborales, es crucial conocer cuáles son los principales riesgos y de qué manera prevenirlos. Algunos de ellos, son:

  • Golpes, cortes y lesiones. Se previenen utilizando guantes y botas de seguridad.
  • Caídas al mismo o en distinto nivel. Se evita señalizando correctamente los pozos y elementos propensos a provocar caídas.
  • Daños en la vista. Con la utilización de gafas de seguridad podemos evitar este riesgo.
  • Inhalación de vapores tóxicos. Si el taller cuenta con la adecuada ventilación, se evita este peligro.
  • Sobreesfuerzo físico. Para evitarlo, es primordial tener un calendario con descansos oportunos.

Como vemos, los riesgos a los que se puede enfrentar un electromecánico son muy diversos y pueden estar causados por infinidad de situaciones. Por ese motivo, es fundamental que se empleen los correctos elementos de seguridad, que se sigan todas las instrucciones de uso de las herramientas y que se mantenga un estado de alerta preventiva.