Vehículos con motor diésel: ¿sí o no?

el motor diésel desaparece para dar paso a combustibles alternativos

Cada vez aparecen más alternativas a los vehículos con motor diésel o gasolina. En los últimos meses, muchas de las marcas más conocidas de automóviles, han decidido eliminar las mecánicas de gasóleo. Este cambio se ha visto propiciado, también, por la popularidad de los coches híbridos y eléctricos. La polémica de los coches diésel no se origina únicamente a raíz de las restricciones por contaminación. Es más, hay rumores que afirman que se están agotando las reservas de este combustible y que, muy pronto, no se fabricará ni un solo vehículo de gasóleo.

¿Eres un apasionado de las nuevas tecnologías y el sector automovilístico? Echa un vistazo a nuestro Máster en Vehículos Eléctricos e Híbridos y trabaja en una de las profesiones del futuro.

Ventajas y desventajas del motor diésel

Siempre ha habido un debate importante sobre qué es mejor, los coches diésel o los coches a gasolina. Ambos presentan beneficios pero también inconvenientes que nos hacen replantearnos la posibilidad de optar por otro tipo de vehículo. Actualmente han entrado en juego los coches híbridos y eléctricos: contaminan menos y se prevé que sean los automóviles del futuro.

Por una parte, los coches con motor diésel son mucho más eficientes que los coches a gasolina. Tienen mayor capacidad de arrastre y consumen menor cantidad de combustible por kilómetro. Su durabilidad es mucho mayor, a pesar de que sus motores son más lentos. Por otro lado, comprar un vehículo diésel suele ser más caro que otro tipo de automóviles. Además, necesitan más mantenimiento que los coches a gasolina y el coste de las reparaciones es mayor.

Una de las desventajas que genera tanta polémica es que emiten gran cantidad de gases contaminantes. Aunque la emisión de CO2 de los coches diésel sigue siendo inferior a los coches de gasolina, en algunas ciudades se han instaurado medidas para reducir la contaminación. Algunas de estas medidas consisten en restringir la entrada a la ciudad a un número determinado de vehículos diésel. En Roma, por ejemplo, no se permite a los coches diésel circular por el centro desde 2014. En Madrid, París y Ciudad de México quieren prohibir la circulación de los coches diésel a partir de 2025.

Por ello nos preguntamos, ¿vale la pena adquirir un vehículo con motor diésel actualmente?

Previsión de futuro para los coches diésel

Desde que apareció el diésel y se posicionó por encima de los coches con gasolina, las emisiones de monóxido de carbono aumentaron considerablemente. No se trata únicamente de un problema de efecto invernadero, sino que es un factor de riesgo para la salud de las personas y otros seres vivos. La exposición continuada a los gases contaminantes de estos vehículos es la causa de que cada vez haya más casos de pacientes con problemas respiratorios.

Algunos profesionales del sector deducen que el diésel sobrevivirá en entornos rurales y localidades donde no haya puntos de recarga para coches eléctricos. El transporte público y la logística, probablemente, también se seguirá abasteciendo del diésel como combustible principal. Como hemos explicado anteriormente, este combustible consume menos por kilómetro y su coste es más reducido. Además, la durabilidad de estos vehículos es mayor y, por lo tanto, no es necesario renovarlo al poco tiempo de su compra.

En caso de vivir en una ciudad o núcleo urbano, lo ideal será optar por un coche híbrido o eléctrico. Cada vez hay más puntos donde recargar el vehículo. Tienen una autonomía de 150 kilómetros, pero su desventaja principal es que requieren mayor tiempo para cargarse. Para no quedarnos en la calle, deberemos informarnos sobre dónde podemos cargarlo.

Debemos estar atentos y atentas a los cambios en el sector del automóvil, especialmente si estamos pensando en comprar un vehículo. Y si quieres dedicarte a esta profesión, te animamos a que tengas en cuenta las diversas opciones y escojas aquella que más oportunidades te brinde en un futuro.