“Adiós” al diesel y “hola” a los coches eléctricos

Los niveles de contaminación de muchas ciudades van aumentando de forma progresiva, por lo tanto, hay que tomar medidas urgentes en cuanto a la reducción de la contaminación del aire en las áreas metropolitanas, o tendremos serios problemas de salud pública. Para el año 2050, los países de la Unión Europea están obligados a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre un 80% y un 95%. Esto significa que en el año 2020 deberán circular en España 300.000 coches eléctricos, en 2025 entre 1,2 y 2 millones y en 2030 entre 4,4 y 6 millones. Las mejoras de las baterías de los coches eléctricos en dos o tres años serán el punto de inflexión para despedirnos, de forma definitiva, de los coches diésel y gasolina.

Para cumplir todas estas metas, según la consultoría Deloitte, se estima que se requerirá una inversión pública de unos 6.000 a 11.000 millones hasta 2030. Es decir, unos 650 millones de euros anuales para crear una estructura de puntos de recarga que pueda sustentar esta cantidad de vehículos eléctricos.

En 2015 sólo circulaban aproximadamente 6.500 coches eléctricos, y en 2016 se vendieron 4.750. Esto supone el 0,4% de todos los matriculados, y es que los coches eléctricos son entre un 5% y un 24% más caros que los convencionales.

Para el año 2020 se necesita llegar entre 200.000 y 300.000 vehículos eléctricos para garantizar en el medio plazo el cumplimiento de los objetivos medioambientales. Por tanto, se requerirá que el 5% de los coches que se vendan cada año sean eléctricos de aquí hasta 2020.

Madrid, publicó recientemente que, limitará la circulación de vehículos diesel y gasolina a partir del año 2025. Además, en Francia los vehículos diesel y gasolina estarán prohibidos a partir del año 2040, y otros países como Alemania, Noruega y Holanda ya iniciaron también medidas similares.

 

¿Te interesa el mundo del automóvil? Infórmate sobre todos nuestros cursos en www.mastersatumovil.com y ábrete las puertas en este sector tan apasionante.