La regulación de los coches diésel

coches diésel

¿Coches diésel o gasolina?

Cuando vamos a comprar un vehículo, esta es una de las eternas preguntas: ¿Diésel o gasolina?. Los coches diésel, en general, gastan menos que los de gasolina ya que su consumo es inferior. La eficiencia y el rendimiento de los motores diésel es incuestionable. Pero en los últimos tiempos, los gobiernos de la UE han empezado a señalar el uso del gasóleo como el culpable de los mayores problemas de contaminación.

Años atrás, los motores diésel estaban mejor vistos por emitir menos CO2. Pero en la actualidad, la percepción ha cambiado. Se ha descubierto que las partículas y los NOx que emiten son el verdadero enemigo a combatir para reducir la contaminación. Cada semana se conocen nuevas medidas alrededor del mundo para reducir las emisiones de los vehículos, sobre todo en núcleos urbanos, donde los coches diésel son los más castigados.

Según los expertos, la fabricación de los coches diésel se acabará en un futuro no muy lejano, a continuación te explicamos el porqué.

Regulación de la circulación

Cada vez son más los países, ciudades o regiones que toman medidas para regular la contaminación que producen los coches diésel. Con estas restricciones, pretenden contribuir a la protección del medio ambiente y luchar contra el cambio climático.

Roma se ha unido hace poco a la lista de ciudades que han anunciado medidas para luchar contra la contaminación. La capital italiana prohibirá la cirulación por el centro de la ciudad a los vehículos diésel a partir de 2024. París, Atenas, Ciudad de México o Madrid son algunas de las otras ciudades que también han tomado medidas cautelares.

Ayer fue Alemania quien aprobó una ley para permitir que las grandes ciudades del país puedan prohibir la circulación de vehículos diésel de alta contaminación. Y en España, la última noticia relacionada con este tema proviene de las Islas Baleares. El gobierno autonómico ha presentado un borrador de la Ley del Cambio climático y Transición energética. Esta propuesta sugiere prohibir la venta de vehículos diésel a partir de 2025. Esta ley también afecta a los coches de gasolina que deberían dejar de venderse en 2035.

Tendencia hacia los vehículos sostenibles

Desde los escándalos que Volkswagen protagonizó en 2015 por los engaños en las emisiones contaminantes de sus coches, no han dejado de saltar las alarmas. Al cabo de un tiempo fue Audi quien manipuló sus niveles de emisión. Debido a estos incidentes y ante la posibilidad de que en un futuro no muy lejano se prohíba la circulación de este tipo de coches, las ventas de vehículos diésel están cayendo.

Todo lo contrario sucede con los coches eléctricos e híbridos. Cada vez son más las marcas de  automóviles que apuestan por la innovación y los modelos alternativos. En concreto, por este tipo de vehículos más sostenibles. La caída del precio de las baterías eléctricas y la mejora de su rendimiento han sido decisivos. Gracias a estos alicientes, las empresas automovilísticas se han tomado más en serio la producción en masa de estos modelos.

Si quieres especializarte en los coches eléctricos, apuesta por nuestro Máster en vehículos eléctricos e híbridos, una formación pensada para el futuro del sector automovilístico.