¿Qué función cumple la carrocería del automóvil?

 

La carrocería es la estructura básica de un automóvil, en la que también se encuentran los pasajeros y la carga. Es un elemento importante en cuanto a la estética del vehículo, ya que determina la clase de este. Sin embargo, una de sus funciones principales también consiste en garantizar la comodidad y la seguridad de los pasajeros. Hay diversos tipos de carrocería y cada una tiene unas características determinadas.

Si quieres aprender más sobre carrocería y ampliar tu formación profesional, echa un vistazo al Máster en Carrocería.

La función de la carrocería

Las primeras carrocerías datan alrededor del año 1770, cuando servían como estructura a los carruajes de madera. A partir del siglo XIX, se añadieron formas curvas a la estructura de la carrocería. Además, de la madera se dio paso a nuevos materiales como el acero o el aluminio, mucho más resistentes y duraderos.

Actualmente, se busca que las carrocerías, además de cómodas y seguras, tengan mejor eficacia aerodinámica, lo que se traduce en una mayor velocidad con menos potencia y consumo. Por ejemplo, a las distintas partes de la carrocería se les ha atribuido una función concreta para determinadas situaciones. Por ejemplo, los largueros delanteros están diseñados para que, en el momento que se produzca un impacto delantero, estos se deforman de forma controlada para absorber parte de la fuerza de la colisión y reducir el daño de los pasajeros.

Las modificaciones actuales también logran reducir el peso total del vehículo, de modo que las motorizaciones y emisiones contaminantes disminuyen.

Tipos de carrocerías

  • Chasis con carrocería separada. El chasis soporta los órganos mecánicos y el vehículo puede avanzar sin carrocería. Esta, por lo tanto, es independiente del chasis. Suele ser habitual en todoterrenos, furgonetas, camiones, autocares y vehículos especiales.
  • Plataforma con carrocería separada. Una plataforma es un chasis formado por la unión de soldaduras que soportan los órganos mecánicos y el piso del automóvil.
  • Carrocería monocasco. Está formada por una sola pieza, aunque dispone de elementos desmontables como el capó, la puerta o el parachoques.
  • Carrocería autoportante. Es la habitual en la mayoría de automóviles actuales. Está formada por un conjunto de piezas unidas mediante soldaduras, formando la estructura completa.

Clasificación según el volumen

  • Monovolumen. La zona del motor, la de los pasajeros y el maletero está integrada.
  • Dos volúmenes. Tiene un espacio para el capó y el motor y otro para los pasajeros y la carga.
  • Tres volúmenes. La zona del motor, la de los pasajeros y el maletero está diferenciada.

Clasificación según el diseño

  • Sedán o berlina. Turismo de tres volúmenes en el que la luneta trasera es fija.
  • Tres puertas y cinco puertas. La luneta trasera está adosada al portón del maletero.
  • Familiar. También conocido como «ranchera», tiene el techo elevado hasta el portón trasero con el fin de que sea más fácil acceder a la plataforma de carga.
  • Coupé. Suele ser de dos o tres volúmenes y tiene dos puertas laterales.
  • Vehículo todoterreno. Está diseñado para la conducción en terrenos más escabrosos, como caminos de montaña o campos.
  • Descapotable. La característica principal de estos coches es que su techo se puede desmontar o recoger sobre el propio vehículo.
  • SUV. Se caracteriza por su estética deportiva, además que también es todoterreno.